El experto en el arador de la sarna

“Todo este equipo de pensadores está muy influido por las teorías del profesor Sylvester, cuya hegemonía intelectual nadie discute en Washington. El profesor Sylvester se dio a conocer a los setenta años de edad gracias al programa televisivo Usted sabe y nosotros le premiamos. Sylvester, funcionario de correos jubilado, que había hecho un curso de filosofía por correspondencia, participó con el tema Comportamiento sexual del arador de la sarna. Dos semanas después era famoso en todo el país y le imitaba Bob Hope en el show de Ed Sullivan.

Las opiniones de Sylvester empezaron a cotizarse en cualquier terreno del saber humano” .

De la novela Yo maté a Kennedy, de Manuel Vázquez Montalbán, publicada en 1972.

Esta novela de Vázquez Montalbán, de un tono socarrón y paródico que no deja títere con cabeza, contiene ese párrafo.

Volvamos a leer la cita. Un empleado de correos jubilado que se ha hecho famoso en un concurso de televisión por sus conocimientos sobre la vida sexual de un ácaro, y sin más conocimientos ni experiencias que consten, empieza a ver  cotizadas sus opiniones “en cualquier terreno del saber humano”, hasta el punto de influir en un equipo de pensadores.

Prescindiendo de la broma, queda lo esencial. Usted, pongamos, sabe un poquito de tal cosa, y por el motivo que sea ese conocimiento sectorial se hace público.

Y de repente, por ejemplo, le empiezan a preguntar, no ya sobre la vida sexual del arador de la sarna, sino sobre la vida sexual del cangrejo de río, sobre la vida a secas de cualquier animal, sobre topos en concreto que también hacen túneles, sobre topografía, sobre toponimia, sobre topología, sobre trajes con tela de topos y sobre el carnero que topa. Puede que incluso le reprochen duramente no pronunciarse sobre técnicas y precios de maquinaria excavadora,  siendo como es experto en el arador de la sarna, y resultando tan evidente la relación.

Claro que aparte están los tertulianos. Que cobran por hacer eso. Y sin que conste que sepan siquiera sobre el arador de la sarna. Y esos sí que influyen. Vaya.

Verónica del Carpio Fiestas

Anuncios

Acerca de Verónica del Carpio Fiestas

Abogada desde 1986. Colegiada ICAM nº 28.303 Profesora de Derecho Civil en el Departamento de Derecho Civil UNED desde 1992 Despacho profesional: C/ Santísima Trinidad, 30, 1° 5, 28010 Madrid (España) Tf.(+34) 917819377 e-mail veronica@delcarpio.es Twitter @veronicadelcarp Página web personal www.delcarpio.es Tengo DOS blogs jurídicos: El bosque y los árboles https://veronicadelcarpio.wordpress.com/ Rayas en el agua https://elotroblogdeveronicadelcarpio.wordpress.com/
Esta entrada fue publicada en cómo opinar sin datos, expertos, Sin categoría, tertulianos, Vázquez Montalbán y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El experto en el arador de la sarna

  1. Jesús dijo:

    Todólogos. Al que da buena imagen en la tele y habla de seguido le convierten en todólogo.

  2. pau dijo:

    Has hecho que recuerde una película: Bienvenido Mr Chance
    Y si, yo también estoy de acuerdo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s