De recursos de inconstitucionalidad y antologías de disparates. Y privatización del Registro Civil.

Aclaración previa, para no juristas. Los reales decretos-leyes son normas dictadas por el Gobierno, con rango de ley. No deben confundirse con los reales decretos o decretos a secas, que sí son ejercicio de la potestad reglamentaria legítima y lógica del Gobierno y no asunción por este, excepcionalmente, de la potestad legislativa que reside en las Cortes. Puesto que el Gobierno asume potestad legislativa, el Congreso ha de ratificar el real decreto-ley en 30 días; ya ve usted qué problema, teniendo mayoría absoluta. Y como cualquier norma con rango de ley,  solo pueden ser recurridos ante una institución: el Tribunal Constitucional. Y solo, además, por las personas, entidades e instituciones concretas que prevé la Constitución: 50 diputados/senadores, determinadas instituciones de las Comunidades Autónomas, el Defensor del Pueblo. Y el recurso NO suspende la aplicación de la norma, que sigue aplicándose indefinidamente hasta que el Tribunal Constitucional dicta sentencia. Y el Tribunal Constitucional tarda lo que quiere en resolver, sin posibilidad alguna de control.

Y dicho esto, vamos al post.

Real Decreto-ley 8/2014, de 4 de julio, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia era el rimbombante y confuso nombre de un espectacular real decreto-ley de 172 páginas que incluía de todo, cosas que en condiciones normales podrían ir en unas, así a ojo, 30 leyes sobre las cuestiones más variopintas (drones, reforma laboral, impuestos, AENA, etc.). Y  en ese “todo” se incluía la privatización del Registro Civil. Puede encontrar datos en otro post de este blog, y aquí en enlace al BOE con el texto.

El Real Decreto-ley 8/2014 fue recurrido al Tribunal Constitucional por varios partidos de la oposición parlamentaria, en muy infrecuente recurso conjunto claramente demostrativo de la importancia que se le daba y de la unanimidad al respecto. Tenga en cuenta que SOLO quien tenga 50/diputados senadores puede recurrir al Tribunal recurso inconstitucionalidad RDL 8-2014Constitucional; es decir, que el único partido de la oposición en estas circunstancias en esta legislatura es el PSOE, que podría haber recurrido solo.

Aquí tiene el texto del recurso: pinche recurso inconstitucionalidad contra real decreto ley privatización registro Civil y en la imagen, las dos primera páginas.

El recurso de inconstitucionalidad contra el macro Real Decreto-ley 8/2014  fue fundamentado en la ausencia del requisitos formales para utilizarse la fórmula normativa del real decreto-ley, en concreto ausencia del requisito de “extraordinaria y urgente necesidad”. Incluye un apartado específico sobre un tema muy grave, lo que la oposición considera la privatización del Registro Civil, con referencia a la protección de datos, en el sentido de no poder por tanto ser incluido en un RDL.

Vayamos por partes.

Problema 1.

Un problema general. Cómo no hay forma de saber cómo y por qué se recurren las normas al Tribunal Constitucional

Usted no habrá podido acceder al texto de ese recurso hasta ahora porque resulta que no está  disponible para el público. Lo único que sale en el Boletín Oficial del Estado es la escueta referencia publicada por el Tribunal Constitucional a que se ha presentado y admitido a trámite tal recurso de inconstitucionalidad.

Esta referencia:

boe

No está disponible en el Boletín Oficial del Estado, ni en ningún otro sitio oficialmente, el TEXTO de ese tipo de importantísimos documentos, los recursos de inconstitucionalidad.

Es decir, que ciudadanos y juristas desconocemos en qué términos exactos de forma y fondo se ha planteado un recurso de inconstitucionalidad cuyo planteamiento CONDICIONA absolutamente la futura resolución  el Tribunal Constitucional sobre una norma, tanto en cuanto a los aspectos concretos recurridos como en cuanto a los argumentos.

Los juristas manejamos textos procesales, como es lógico, NO declaraciones en prensa de políticos que “expliquen” lo que han recurrido, y solo podemos analizar si podría o no prosperar un recurso LEYENDO los recursos. Y resultan que no están accesibles, salvo que alguien voluntariamente los difunda individual o colectivamente o los filtre.

O sea, que solo sabemos si un recurso está bien fundado o es un paripé, o siquiera en qué aspectos concretos se centra, si alguna o algunas de las personas o instituciones recurrentes considera OPORTUNO filtrarlo o difundirlo.

Para que se haga usted una idea, y por poner un ejemplo de un tema muy sensible, a día de la fecha, quien esto firma no ha conseguido acceder, pese a sus esfuerzos, al TEXTO de varios de los recursos de inconstitucionalidad contra la Ley de Tasas Judiciales, una ley de tan enorme relevancia jurídica y social, contra la cual son ingentes los esfuerzos de muchos.

¿Se hace usted una idea de que NO es posible saber si hay recursos de paripé, ni en ese caso ni en ninguno? Los recursos de inconstitucionalidad conseguidos contra la Ley de Tasas Judiciales están colgados en el otro blog de quien eso firma, enlace aquí; y es ahí donde los interesados van a consultar esa información, porque no están en otro sitio.

Si a usted le parece normal que documentos de esta relevancia hayan de ser recopilados y difundidos por una persona particular, qué más cosas le parecerán normales en esta democracia.

Y, por cierto, tampoco es posible acceder a los sucesivos documentos que este tipo de procedimiento va generando: alegaciones de Comunidades Autónomas en su caso, del Ministerio Fiscal, de la Abogacía del Estado.

Y si usted cree que es un problema menor, quizá debería tener en cuenta que cualquier lucha jurídica del tipo que tenga una faceta procesal sea exige tener una mínima idea de qué es exactamente lo discutido, para poder hacer análisis de si puede prosperar o no, o sea, poder hacer previsiones. Aquí estamos a ciegas. Por no hablar de la importancia de saber si los partidos políticos y las instituciones con posibilidad legal de recurrir al TC cumplen bien su función, o si dicen una cosa y hacen otra, o si la hacen mal.

Problema 2.

El caso concreto del Real Decreto-ley 8/2014 y su asombroso y escandaloso planteamiento legislativo

2.1. La fórmula utilizada, su contenido y lo cómodo de saltarse todos los informes prelegislativos.

Como es bien sabido, para poder utilizar la fórmula del real decreto-ley tiene que existir, según la Constitución, “extraordinaria y urgente necesidad. El Gobierno consideró “extraordinaria y urgente necesidad” modificar de una vez, por calcular así a ojo, unas 30 leyes distintas sobre cuestiones de todo tipo sin nada que ver entre sí, en 172 farragosas páginas.

Es decir, que al usar la comodísima técnica legislativa del real decreto-ley, se saltó NO SOLO la tramitación parlamentaria, sino TODA la tramitación prelegislativa.

Es decir, se saltó el control prelegislativo de las innumerables instituciones y organismos, públicos y privados que según los casos tienen que informar o ser oídos cuando se tramita una ley, y el consiguiente control de la opinión pública, que se va soliviantando y que va PRESIONANDO, según se van difundiendo los sucesivos informes preceptivos.

¿Se imagina usted cuántos informes preceptivos incómodos que habría podido conocer la opinión pública y que le hubieran podido impeler a PRESIONAR para que se modificara la iniciativa legislativa del Gobierno ANTES de entrar en vigor se ha podido saltar un real decreto-ley que abarca temas de unas treinta leyes?

¿Tratándose como se trata de un real decreto-ley que incluye, por ejemplo, la entrega del Registro Civil a los registradores mercantiles, lo que la oposición considera una privatización sin precedentes?

¿Cuando desde la creación de ese Registro Civil, a raíz de una Ley de 1870 Gaceta 1870 Ley Registro Civilnada menos, siempre estuvo en manos directas del Estado? ¿Cuando jamás se ha planteado hasta ahora eso? ¿Cuando la única coincidencia entre Registro Civil y Registro Mercantil es que ambas expresiones incluyen el término “Registro”? ¿Cuando precisamente había habido hacía poco unas muy cuantiosas inversiones en el Registro Civil, por parte del Estado? ¿Cuando el RDL contiene una rarísima Disposición Adicional nº 23 que prevé un extrañísimo, pero extrañísimo, contrato para medios informáticos del Registro Civil del que puede usted ver datos en este post del blog Hay Derecho, en este y en este? Hay Derecho¿Cuando por supuesto nadie se cree que pueda prestarse ese servicio gratis por los registradores mercantiles como pretende convencernos el Gobierno y dice el RDL? ¿Cuando los registradores de la propiedad y mercantiles -cuerpo al que, por cierto, pertenece el Sr. Rajoy-, son unos curiosos funcionarios que solo lo son para decir que son funcionarios, pero que cobran del cliente, no les han quitado las pagas extras ni fichan, facturan sus jugosas minutas al cliente con su correspondiente IVA, funcionan como empresarios que a su vez tienen sus propios trabajadores con contrato de trabajo sometidos a su propio convenio colectivo? ¿Cuando en sentido estricto ni siquiera existen los registradores mercantiles como cuerpo funcionarial separado de los registradores de la propiedad? ¿De una entrega además a unos profesionales/empresarios/funcionarios cuando algunos de los propios interesados han declarado -no se sabe si con la boca pequeña-, no querer hacerse cargo? 

¿Cuando el Consejo de Estado, organismo consultivo al que deben someterse para informe las normas en fase prelegislativa, cuando por fin le han dado traslado de ALGO para que informe, o sea, DESPUÉS de estar en vigor el RDL, sobre una norma de rango inferior de DESARROLLO de ese RDL, y en concreto sobre ese extrañísimo contrato y detalles conexos, ha emitido el duro dictamen diciendo lo que puede usted leer pinchando en  texto dictamen Consejo Estado privatización Registro Civil en el que insta al Gobierno a reexaminar en profundidad su reforma? Por cierto que este informe no tiene consecuencia alguna más allá del control de la opinión pública y el peso político de su indudable valor jurídico, puesto que es preceptivo pero no vinculante, que sepa esta bloguera.

2.2. Entrada en vigor, erratas y seguridad jurídica

El Real Decreto-ley entró en vigor EL MISMO día en que se publicó en BOE, un 5 de julio de 2014, que, además, era SÁBADO, sábado nada menos en pleno verano.BOE2¿Se hace usted una idea de lo que significa para el principio constitucional de seguridad jurídica que entre en vigor una farragosa norma de 172 páginas el mismo día de su publicación? ¿Un texto de contenido farragoso y heterogéneo desconocido absolutamente hasta entonces por todos porque no ha habido NI UN SOLO TEXTO NORMATIVO PREVIO DIVULGADO, porque es un real decreto-ley que no pasa a informe preceptivo alguno ni nadie lo ha visto antes, no hay anteproyectos, proyectos ni nada?

Y más aún, el texto del real decreto-ley era tan escandalosamente chapucero que tenía UNA INGENTE LISTA DE ERRATAS.

Nada menos que SEIS PÁGINAS ocupaba la corrección de errores del macro real decreto-ley 8/2014.

Y, no se lo pierda, el real decreto-ley entró en vigor ANTES de que se subsanaran esas erratas.

Aquí puede acceder al texto de la corrección de errores, publicada en BOE de 10 de julio de 2014. Cinco días después de entrar en vigor la norma.

¿Se hace usted una idea de lo que significa que que entre en vigor una norma LLENA DE ERRATAS, porque no se molesta el Gobierno en posponer la entrada en vigor ni un día, como si no pudiera esperar ni un día y como si no supiera que es COTIDIANO que las normas salgan plagadas de erratas?

2.3. La curiosa convalidación de este Real Decreto-ley

Y mientras tanto el Real Decreto-ley 8/2014 había seguido su tramitación parlamentaria para su convalidación.

El real decreto-ley fue convalidado por el Congreso cinco días después de salir en BOE el real decreto-ley.

Cinco días, y con un fin de semana por medio.

Es decir, que era de todo punto imposible que la oposición parlamentaria pudiera hacer un análisis mínimamente profundo y pudiera formular sus objeciones de modo mínimamente preparado.

Y, más aún,  la convalidación se efectuó el mismo día en que se publicó la subsanación de erratas en BOE.

Es decir, que además la oposición NO PUDO disponer del texto definitivo del documento.

Que se convalidó a ciegas, naturalmente con los únicos votos del partido en el Gobierno.

boe3

En esas circunstancias, con tal lista de disparates, una tomadura de pelo mayúscula, es más que comprensible, más bien inevitable, que se interpusiera un recurso de inconstitucionalidad y que se hiciera de forma conjunta por varios partidos de la oposición parlamentaria.

Ya solo quedaba esperar a que el Tribunal Constitucional decidiera.

Teniendo en cuenta, claro, que un recurso al TC contra ley estatal no suspende un real decreto-ley, ni ninguna norma estatal con rango de ley, y que además es imprevisible e incontrolable lo que tarde el resolver el TC. Es decir, que este macro real decreto-ley de 172 páginas quedó en vigor, se  aplica y está generando normativa de desarrollo.

Bien.

Problema 3.

La ley posterior y cómo afecta al recurso contra el Real Decreto-ley 8/2014

Y ahora resulta que ese recurso de inconstitucionalidad, firmado por varios partidos de la oposición parlamentaria, no sirve para nada.

Una circunstancia posterior ha venido a dejar el recurso con “carencia sobrevenida de objeto“, expresión técnica que significa, simplificando,  que un recurso queda sin objeto y no se resolverá sobre él.

Una circunstancia sobrevenida que ADEMÁS ha sido vendida por el Gobierno como una concesión a las Cortes.

Resumiendo: resulta que el mismo real decreto-ley ha sido después tramitado como proyecto de ley y aprobado como ley.

Así que ahora ya no hay un real decreto-ley vigente, o sí lo hay, o no sabemos si lo hay, o vaya usted a saber si lo hay además de una ley, pero lo que es seguro es que hay una ley de análogo contenido.

No crea usted que  es habitual que un real decreto-ley acabe tramitándose como proyecto de ley. El escándalo formado por tamaño abuso dio lugar a que el Gobierno finalmente hiciera lo que es posible que haga porque está legalmente previsto: tras tramitar la convalidación del real decreto ley, presentar el MISMO texto como proyecto de ley, para que se tramite como todo proyecto de ley.

O sea, como todo proyecto de ley, SALVO en un detallito importante: que naturalmente SIGUEN saltándose toda la tramitación prelegislativa.

Seguimos sin informe alguno de los preceptivos para la tramitación de cualquier ley.

El proyecto de Ley de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia (procedente del Real Decreto-Ley 8/2014, de 4 de julio, 121/000104), ha dado lugar a la Ley 18/2014, de 15 de octubre, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia (BOE nº: 252 de 17/10/2014)

Una ley en términos idénticos, o sustancialmente idénticos términos, al real decreto-ley. Aquí tiene el enlace al BOE de 17 de octubre de 2014 a una ley de 168 páginas, la

Ley 18/2014, de 15 de octubre, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia

boe4

que, vaya, que sorpresa, también entró en vigor el MISMO día de salir publicada en BOE.

La ley tiene 168 páginas. El real decreto-ley del que proviene, 172 páginas.

Quien esto firma ha desistido de comprobar en qué difieren exactamente ambas normas, es decir, si han sido aceptadas enmiendas en la tramitación parlamentaria, de quién y en qué sentido; llevaría demasiado tiempo saberlo. Y prefiere ni entrar en qué efectos jurídicos de lo que en términos nada jurídicos llamaríamos un cacao absoluto se derivarían de posibles pequeñas divergencias entre una norma aprobada hace unos días y otra aprobada hace unos meses pero que TODO este tiempo ya ha estado en vigor, y surtiendo efectos. Viva la seguridad jurídica. Aquí tiene usted el enlace a la tramitación parlamentaria, por si le aclara algo.

Al menos en lo que respecta a Registro Civil, la diferencia parece ser ninguna, más allá de una mera diferencia de numeración de Disposiciones Adicionales que permite inferir que en otros temas ha cambiado algún detalle.

Aquí se incluye una tabla comparativa de ambas normas en lo que respecta a ese tema concreto:

comparativa Registro Civil RDL-Ley

Si esa tabla comparativa casera de quien esto firma está correcta-y si no, disculpe, que esto es muy farragoso y no hay quien se aclare-, no hay diferencias.

O sea, que se trata de un caso muy probable de carencia sobrevenida de objeto del recurso presentado contra el real decreto-ley, es decir, que el TC no entraría ya al fondo del asunto como consecuencia del cambio normativo posterior y por haber decaído los argumentos; ya no son válidos los argumentos formales de haberse utilizado la vía del real decreto ley en estas materias, por existir una regulación idéntica con forma de ley.

O, si no fuera carencia sobrevenida de objeto en sentido técnico-jurídico, porque en su día no lo entendiera así el TC, en cualquier caso el recurso ha quedado en la práctica sin efecto, por haber norma posterior vigente idéntica.

Observe el detalle: ya no sirve el recurso interpuesto contra el real decreto-ley, por decaer los argumentos derivados del uso del mecanismo del real decreto-ley y/o porque en cualquier caso hay ley posterior idéntica, PERO el Gobierno ha conseguido saltarse los trámites prelegislativos de una ley.

O sea, que ha conseguido el Gobierno tener TODAS las ventajas de una ley y NINGUNO de sus inconvenientes.

La situación exige pues un análisis a los partidos que recurrieron el Real Decreto-ley,  para plantear, si fuera técnicamente posible, un NUEVO recurso de inconstitucionalidad al TC y esta vez contra la ley, y esta vez con otros argumentos, puesto que han dejado de ser válidos los de la inexistencia de  requisitos formales para usar el RDL.

Sobre cuáles serían esos nuevos argumentos, quien esto firma no puede decirlo; quizá podría ser una idea una referencia al fraude de ley, si ello tiene encaje constitucional, y al principio constitucional de interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos. No sería de recibo que no exista argumento constitucional para el abuso manifiesto de la técnica legislativa -por mucho que el TC tenga un criterio restrictivo al respecto- y la privatización de un servicio público esencial en un Estado, que siempre ha estado en manos directas del Estado desde que se creó, en beneficio de la misma profesión del presidente del Gobierno, y saltándose todo el control institucional prelegislativo y consiguientemente de opinión pública.

Y si se recurre, vaya, volvemos a estar en las mismas que con el real decreto-ley: el recurso al TC no suspende la aplicación de la ley y nadie sabe lo que tardará el TC en resolver.

Magnífico. Da gusto comprobar cómo funcionan en Españajistán los controles democráticos.

Por cierto, a día de hoy, más de un mes después de la dimisión del anterior ministro de Justicia, no ha cambiado ni una coma la regulación de las tasas judiciales. tasas-noEse cambio sí podría hacerse por real decreto-ley. Pero no, pasan los días, y no, no hay cambios en este tema; se ve que no urge tanto como cambiar 172 páginas de leyes de un plumazo a espaldas de las Cortes, de los organismos de controles prelegislativos y de la opinión pública.

Verónica del Carpio Fiestas

Anuncios

Acerca de Verónica del Carpio Fiestas

Abogada desde 1986. Colegiada ICAM nº 28.303 Profesora de Derecho Civil en el Departamento de Derecho Civil UNED desde 1992 Despacho profesional: C/ Santísima Trinidad, 30, 1° 5, 28010 Madrid (España) Tf.(+34) 917819377 e-mail veronica@delcarpio.es Twitter @veronicadelcarp Página web personal www.delcarpio.es Tengo DOS blogs jurídicos: El bosque y los árboles https://veronicadelcarpio.wordpress.com/ Rayas en el agua https://elotroblogdeveronicadelcarpio.wordpress.com/
Esta entrada fue publicada en BOE, Constitución, contratos públicos, controles, democracia, Poder Ejecutivo-Legislativo-Periodístico, Registro Civil, separación de poderes, tasas judiciales, técnica legislativa, Tribunal Constitucional y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s